Blog

Social Media Manager ¿qué es y qué hace?

En las dos últimas décadas, la irrupción de las redes sociales ha transformado por completo los equipos de comunicación de las grandes compañías. A los perfiles clásicos se han unido otras figuras dedicadas al mundo de las redes. Es el caso del Social Media Manager, una profesión clave para el éxito de las estrategias marketing en redes sociales de cualquier empresa. En este punto, más de uno se preguntará: Social Media Manager ¿qué es y qué hace? Te contamos qué es, cuáles son sus funciones y en qué se diferencia del archiconocido community manager.

¿Qué es un Social Media Manager?

El Social Media Manager es la persona que se encarga de la planificación de la estrategia de redes que ha de seguir la empresa, definiendo el plan de social media y dictando las líneas maestras sobre las que se va a trabajar. Se trata de un perfil profesional con estudios relacionados con la comunicación, que engloba carreras como periodismo, comunicación audiovisual o publicidad y relaciones públicas. Además, lo habitual es que tengan posgrados específicamente enfocados al mundo del social media. Así pues, su formación de base se complementa con conocimientos especializados que le permitan trabajar con analítica de datos, inbound marketing y fidelización de clientes, entre otros aspectos.

Funciones de un Social Media Manager

La labor del Social Media Manager abarca un amplio conjunto de tareas que permitan conseguir una visión global del mercado para comunicar en redes con el objetivo de obtener los mejores resultados. En la práctica, puede resumirse en las siguientes claves:

Análisis del mercado

Antes de lanzarse a las redes es necesario estudiar el público objetivo mediante estudios de mercado que permitan conocer las tendencias, conocer qué temas se tratan, qué vende y qué demandan los consumidores del sector.

Además, es vital también el trabajo conjunto con el departamento de marketing y publicidad. De forma coordinada, deberán tener claro el target o perfil de consumidor medio de sus productos para definir la imagen de marca a construir y sobre la que girará la estrategia comercial.

Conocer quiénes son y qué gusta a los potenciales clientes facilitará la tarea de generar contenidos relevantes, es decir, contenidos acordes con sus intereses e inquietudes que consigan llegar a ellos.

Estudio de la competencia

Un Social Media Manager debe conocer quiénes son y qué hacen los competidores para poder diferenciarse de ellos. Estudiar a los competidores permitirá encontrar nichos de mercado en los que la empresa podrá destacarse aludiendo a aquello que la hace única. Subrayar la personalidad corporativa en las comunicaciones en redes sociales, buscando conectar con los valores que defiende el público objetivo, es otro de los cometidos de un Social Media Manager.

Crear un plan de social media.

Trazar el plan de Social Media de la empresa consiste en establecer, por escrito, unas directrices claras y elaborar la hoja de ruta que seguirán los community managers. Este plan se recoge en un documento que servirá de referencia para que todo el equipo tenga clara la estrategia, las prioridades y las aplique a su trabajo diario. El Social Media Manager incluirá en este plan al menos los siguientes aspectos:

Definición de objetivos. Una vez que está clara la imagen de marca y el target, hay que definir los objetivos a alcanzar. No solo debe ser la atracción de nuevos clientes, sino también la fidelización y la construcción de una imagen sólida día a día para no dejar nunca de estar de actualidad.

Selección de las redes sociales y plataformas adecuadas al target y el producto. No es lo mismo una marca enfocada al público adolescente que a un target más maduro. Si se trata de llegar al mundo teen, sin duda Tiktok estará en el podio de las redes a utilizar ya que es la más consumida por usuarios de ese rango de edad. Por el contrario, si se busca conectar con personas de más de cuarenta, hay que dar protagonismo a redes como Facebook o Whatsapp. Adicionalmente, Instagram, Youtube o X (el antiguo Twitter), pueden funcionar bien como complemento a las anteriores.

Manejo de presupuestos. En todo plan que se precie es preciso reflejar los recursos económicos con los que se cuenta y qué gastos supondrá cada una de las fases a ejecutar.

Definición de estrategia que seguirá el community manager. Debe especificar el tono en el que redactar los posts, cómo dirigirse al cliente, qué tipo de contenidos y canales conviene priorizar, las fechas clave que pueden aprovecharse para lanzar campañas… Además, conviene concretar los valores de la marca que conectan con el target. Esto nos servirá, por ejemplo, para apoyar determinadas causas sociales que puedan reportarnos un alto retorno, incrementando nuestro valor reputacional.

Crear un plan de crisis que establezca un protocolo a seguir ante situaciones que puedan comprometer la imagen y el valor de la marca. Dado que la interacción es la esencia de la comunicación en redes, es fácil encontrarse con situaciones inesperadas que generen un feedback negativo. Para responder con agilidad y solvencia, es fundamental tener unas pautas claras, que permitan actuar de forma óptima, convirtiendo cada crisis en una oportunidad de crecer.

Análisis de resultados. La evaluación es una fase vital en todo plan, por lo que hay que tener previsto un sistema que permita una comunicación interna efectiva, en un sistema de acción-reacción que sirva para que todo fluya.

¿Qué diferencia hay entre un Community Manager y un Social Media Manager?

Es frecuente la confusión entre estas dos figuras. El Social Media Manager es quien define la estrategia y el plan de social media, mientras que el Community Manager deberá seguir las pautas marcadas por el primero para ejecutar el trabajo de comunicación en redes. Así pues, lo que distingue a un perfil de otro es el nivel de responsabilidad. Mientras que el Social Media Manager tiene una posición enfocada a coordinar y definir líneas de trabajo, el Community Manager llevará a a cabo estas pautas previamente definidas.

En resumen, nada se deja a la improvisación. Aunque el lenguaje en redes sea desenfadado y con un aire casual, hay un ingente trabajo detrás que ha diseñado y decidido detalladamente qué contar y cómo hacerlo.

Tipos de Social Media Managers

En función del tipo de empresa y del plan diseñado por ésta, podríamos definir tres tipos de social media managers:

  • El estadístico: basa la mayor parte de su trabajo en la analítica de datos. Es el predominante en sectores muy diversificados, donde conviene saber qué efectos tiene cada campaña en redes sobre los resultados de uno u otro producto.
  • El comunicador: se da en aquellas compañías que otorgan un importante peso a los valores de marca y a conectar con el potencial cliente. Se prioriza la faceta comunicativa, para generar contenido capaz de llegar a los consumidores y fidelizarlos.
  • El creativo: es el predominante en las empresas dirigidas a un público más joven, que rechazan las campañas al uso, donde el tono comercial es muy evidente. En estos casos, se da gran protagonismo al branding content, buscando crear contenido de valor en sí mismo que conecte con los intereses de nuestro target. El mundo de los videojuegos, cortometrajes y otros canales relacionados con el ocio son su hábitat, poniendo toda la creatividad al servicio de la construcción de una marca cada día más sólida y reconocible.

Herramientas imprescindibles para cualquier Social Media Manager

En la labor del Social Media Manager hay un amplio abanico de tareas. Para llevarlas a la práctica, sus mejores aliadas son las aplicaciones tecnológicas diseñadas para hacer el trabajo más fácil. Ejemplo de ello son los planificadores y las herramientas orientadas a gestión de redes sociales y creación de contenido, como Hootsuite o Metricool. Por otro lado, no pueden faltar tótems como Google Analytics, Nuzzel o Brand 24, para conocer métricas, saber de qué se habla en redes o conectar con nuevos perfiles, respectivamente.

Otras utilidades son las apps en línea para crear infografías, gráficos, imágenes y reels. Canva, InVideo, IMovie o InShot son solo algunos de ellos. La lista sería interminable, pero lo fundamental es mantenerse al tanto de las tendencias, porque cada día aparecen nuevas herramientas para optimizar el trabajo en redes.

KPIs principales en Social Media

Los KPI son las siglas que corresponden a la denominación en inglés de “Key Performance Indicator” o “Indicadores Clave del Desempeño”, que señalan a los aspectos más destacados a los que prestar atención para evaluar el éxito de una estrategia en redes sociales.

Entre los más destacados, además del número de seguidores y los likes, están el número de impresiones, comentarios, el alcance potencial y la tasa de crecimiento del público sin olvidar el engagement o capacidad de fidelizar y conectar con nuestros consumidores.

¿Qué empresas y sectores necesitan social media managers?

La necesidad de contar con el perfil de un Social Media Manager es más frecuente en los sectores con target joven y en aquellos que están muy influenciados por las tendencias como la moda, cosmética, complementos, los videojuegos. También son necesarios en otros sectores más transversales como la alimentación, los productos infantiles o de ocio.

¿Cuánto gana un Social Media Manager?

El salario de un Social Media Manager se mueve dentro de una horquilla muy amplia en función de la formación, el tiempo de experiencia o la hoja de resultados. Sin embargo, podría establecerse un rango de salario más habitual, que está entre los 25.000 y los 40.000 euros anuales.

¿Cómo ser un buen Social Media Manager?

Para ser un excelente Social Media Manager es fundamental manejar con maestría la gestión de redes sociales, ser un buen comunicador, dominar la analítica de datos, ser personas creativas y con dotes de liderazgo para coordinarse con éxito con los community managers. Tampoco se puede obviar la faceta puramente comercial de este puesto, pues la publicidad en redes sociales es una importante fuente de ingresos.

Ser un Social Media Manager versátil, capaz de dominar habilidades muy dispares y con tintes indiscutibles de liderazgo…harán posible el éxito de su trabajo y del de todo su equipo.

JFT Comunicación como agencia de social media en Tenerife y Las Palmas (Canarias) ofrecemos servicio de gestión de redes sociales a nuestros clientes. Nuestros Social Media Managers tienen amplia experiencia con clientes de diversos sectores y conocen a la perfección el mercado local. ¡Ven y comprueba por qué debes contactar con nosotros!

Foto del avatar

No Comments

Leave a Reply